Cada año, el domingo siguiente a la Pascua, el evangelio es el relato de Tomás “que duda”.