Cuando las cosas no salen según lo planeado nos irritamos y estamos molestos, ¡cuidado!