Jesús dice, "El que quiera seguirme a mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame."